Reducción de pecho – Mamoplastia de reducción

Reducción de pecho – Reducción de mama – Mamoplastia de reducción

Reducción de pecho, reducción de mama o mamoplastia de reducción, es una técnica de cirugía plástica que permite disminuir el tamaño de las mamas, consiguiendo unos pechos más pequeños y firmes, proporcionados con el cuerpo. Le asesoraremos sin compromiso sobre la reducción de pecho en nuestras clínicas de Jaén y Linares.

PROCEDIMIENTO PARA LA REDUCCIÓN DE PECHO O MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

reduccion de pechoSe denomina hipertrofia mamaria al desarrollo excesivo de la glándula mamaria, que suele estar acompañado de caída o ptosis del pecho.

Las mujeres con mamas grandes pueden presentar problemas asociados como dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama (rash), dificultad para encontrar ropa a su medida, y problemas de autoestima. La finalidad de la mamoplastia de reducción es conseguir una mama estéticamente más proporcionada con el consiguiente beneficio funcional.

La reducción de pecho o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la eliminación de grasa, tejido mamario y piel, consiguiendo unas mamas de menor volumen, más elevadas y estéticamente proporcionadas con el tórax y el cuerpo de la paciente. Además esta intervención suele complementarse con una reducción del tamaño de la areola.

PLANIFICACIÓN DE LA CIRUGÍA

Durante la primera consulta, el Dr. Joaquín Navarro evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. El Dr. Navarro le explicará las distintas técnicas quirúrgicas, el tamaño y la forma que tendrán sus mamas, y los procedimientos que sean más adecuados para usted. El Dr. Navarro tiene amplia experiencia en cirugía mamaria, por lo que adaptará la técnica quirúrgica a su mama: cicatriz (vertical, en J, en T invertida), tamaño final aproximado que desea, elevación requerida… para conseguir el mejor resultado.

LA CIRUGÍA, ANESTESIA Y HOSPITALIZACIÓN

La cirugía de reducción de pecho o Mamoplastia de reducción consiste en realizar la reducción, elevación y reposicionamiento del pecho, mediante la disminución de determinadas zonas del pecho (que dependerá de la técnica que elija el Dr. Navarro) y su correcta distribución del tejido mamario, eliminando el exceso de piel que habitualmente está presente en la parte inferior de la mama.

La elevación de pecho se realiza en un quirófano, dentro de un Hospital de Jaén o de Córdoba (Hospital Cristo Rey de Jaén u Hospital Cruz Roja de Córdoba). Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. Esta cirugía estética de la mama se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la elevación de mamas. La reducción dura entre 2 y 3,5 horas.

Las incisiones se colocan alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. En determinados casos se puede realizar una cicatriz más reducida (sólo areolar y vertical; o bien areolar, vertical y la parte lateral del surco submamario). Puede ser necesario asociar una liposucción en la mama para mejorar el resultado final (disminución de la cola mamaria (parte lateral del pecho) o en la parte interna del pecho). Tras la cirugía se coloca un sujetador especial.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE REDUCCIÓN DE PECHO O MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

Tras la reducción de pecho es normal encontrarse algo incómoda unos días, pero podrá hacer vida casi normal sin esfuerzos a las 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque las mamas pueden doler un par de semanas o tras la primera menstruación.

Tras la reducción de mamas puede ser normal tener una disminución de sensibilidad en las areolas o en zonas de la mama: esto es normal y casi siempre temporal. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; la inflamación no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Tras la reducción de pecho podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones del Dr. Navarro acerca de qué ejercicios puede realizar.

Tras su cirugía, inicialmente sus cicatrices serán de muy buena calidad dadas las suturas meticulosas que le realizará el Dr. Navarro, aunque deberá prever que éstas seguirán el proceso normal de maduración: durante 2-3 meses estarán enrojecidas, y se irán aclarando hasta hacerse prácticamente imperceptibles a los 12-18 meses. Por ello, será muy importante que cuide sus cicatrices como le indique el Dr. Navarro, que le citará los meses siguientes a la cirugía para ver la evolución.

Son de gran beneficio los masajes de drenaje linfático que le ofreceremos, consiguiéndose así aliviar la retención de líquidos producida por la acumulación de líquido linfático y una temprana incorporación en sus actividades.

Tras una reducción de pecho pasarán unos meses hasta que sus mamas adquieran el aspecto definitivo. Además, puede que necesite algo de tiempo para acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de la reducción de mamas.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿En qué consiste la mamoplastia reductora?

La mamoplastia de reducción consiste en retirar el exceso de tejido mamario, elevándolo y reposicionándolo, consiguiendo como resultado unas mamas más pequeñas, bien conformadas y estéticamente más atractivas. El Dr. Joaquín Navarro utiliza diferentes técnicas de reducción, adaptándose al tipo de pecho de la paciente, que tienen como denominador común la búsqueda de unos resultados estéticamente superiores y duraderos en el tiempo.

¿Dónde se realiza la intervención?

Todas nuestras intervenciones se realizan en Hospitales de la máxima garantía (Hospital Cristo Rey de Jaén y Hospital Cruz Roja de Córdoba), completamente equipados y renovados con los medios más avanzados y el personal más cualificado. Una vez operada, permanecerá una noche ingresada y será dada de alta al día siguiente.

¿Cómo es el postoperatorio?

Al finalizar la cirugía, se le coloca un sujetador posquirúrgico ergonómico a la medida de su nuevo pecho. Al día siguiente, el Dr. Navarro le dará personalmente el alta y le realizará su primera cura. Así mismo, le indicarán una serie de consejos y medicación postoperatoria para un restablecimiento más rápido y confortable.

¿Mantendré la sensibilidad de la areola y pezón?

Generalmente sí se recupera la sensibilidad previa a la cirugía. Esto dependerá fundamentalmente del tipo de elevación mamaria. Las primeras semanas será normal tener sensación de quemazón, acorchamiento… pero lo normal es que vaya recuperando la sensibilidad en los meses próximos a la cirugía.

¿Podré dar a mi hijo el pecho después de una reducción mamaria?

Deberá tener en cuenta que en ocasiones no es posible por lo que sí que existe el riesgo de no poder tener lactancia.

¿Dónde quedarán las cicatrices después de una reducción mamaria?

Dependerá de la cantidad de la cantidad de mama que haya que quitar y de la calidad de su cicatrización. Para reducciones medias o pequeñas, las cicatrices quedarán alrededor de la areola con una pequeña cicatriz vertical hacia el surco, mientras que en casos de reducciones de mayor volumen, además de las anteriores, habría que sumar una cicatriz ocultable bajo el surco de la mama. A pesar de todo, le recomendaremos cómo cuidar sus cicatrices para que el resultado sea el mejor posible: suturas intradérmicas cuidadosas, drenaje linfático, apósitos de silicona…

¿Mejorarán mis problemas de dolor de espalda?

Sí. Los senos grandes son, con frecuencia, la causa de dolores en la espalda y el origen de alteraciones de la columna vertebral, sobre todo a nivel cervical.

¿Qué posibilidad hay de tener cáncer de mama después de una reducción de mamas?

Las posibilidades de desarrollar cáncer de mama son las mismas que tiene sin realizarse la cirugía. La intervención no incrementa la incidencia y las mamas pueden ser estudiadas de forma normal.

Si tengo algún problema o urgencia después de la intervención ¿podre contactar con el cirujano?

Al alta se le proporcionará un número de teléfono directo con el Dr. Joaquín Navarro para casos de urgencia y disponible las 24 h.

¿El resultado es duradero?

Los resultados habitualmente son duraderos, de años. Mediante la mastopexia conseguiremos una mayor firmeza del pecho por lo que la caída será a un ritmo mucho más lento que anteriormente. No obstante, este aspecto será determinado por la calidad de su piel y la elasticidad de ésta.

¿Fumar tiene algún riesgo?

Sí. La microcirculación de la piel se ve alterada por el tabaquismo. El riesgo de necrosis y pérdida de la areola y el pezón es mayor, así como alteraciones de la cicatrización.

Tengo una mama más grande que la otra y aún más caída ¿se puede solucionar en la misma cirugía?

Sí, será cuestión de un buen diseño preoperatorio de la cirugía a realizar. El Dr. Navarro planifica cuidadosamente su cirugía para obtener los mejores resultados estéticos.

PUNTOS CLAVE – Reducción de pecho – Mamoplastia de reducción - Reducción de mamas

Anestesia: General.

Duración del Procedimiento: 2-3,5 horas.

Ingreso: 24 horas.

Dolor: Moderado, fácilmente controble mediante medicación.

Signos y síntomas: Hematomas hasta la 3ª semana; hinchazón hasta la 6ª; entumecimiento temporal.

Resultado final: Al 6º mes, aunque las cicatrices mejorarán hasta los 12-18 meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies